ahuácatl

En su casa, aguacate; en la ajena, malacate.




"Durante mi infancia sólo ansié ser amada. Todos los días pensaba en cómo quitarme la vida, aunque, en el fondo, ya estaba muerta. Sólo el orgullo me salvó"



"Dame cobijo
con toda la ternura
que te he prestado."